Estética Avanzada

¿Qué es la Osteopatía ?

 

osteopatia

OSTEO-PATIA?

Eso es lo de los huesos… ¿no? Si, esos que te crujen!!!

Esta es la frase mas escuchada por cualquier osteópata, cuando comenta cuál es su profesión en su vida personal. Por eso me gustaría aclarar algunos conceptos sobre que es la osteopatía y porque se llama así.

Fue el creador de la osteopatía, Andreu Taillor Still, el que bautizo lógicamente la terapia creada por él y fue ese nombre el que utilizó porque en su investigación descubrió una estrecha relación entre los huesos (aunque en realidad se refería al conjunto huesos, articulaciones y tejidos asociados) por una parte y un correcto funcionamiento del organismo por otro.Osteo(huesos) patía(enfermedad), quería decir que todas las patologías están en relación con los huesos. Con el paso del tiempo se ha profundizado mucho en este concepto, pero sigue siendo tan válido como en un principio.

Este principio de la osteopatía lo concretizo Still en su primera ley; “la estructura gobierna la función”. Still descubrió que si los tejidos (incluyendo en este concepto a todo el organismo) estaban de alguna manera bloqueados, es decir, que su movilidad fisiológica normal estaba restringida de algún modo, podría verse afectada la función correspondiente. Todos sabemos que todo el organismo está conectado al sistema nervioso central y esta función, que realizan los nervios depende también de que esos nervios puedan moverse libremente. 

El ejemplo que me gusta poner para que un profano pueda entenderlo es el del pinzamiento del nervio ciático, cuando este queda atrapado entre las vértebras por las que sale de la columnavertebral, general dolor, incapacidad o/y sensación de acorchamiento. Ahora bien… ¿quésucedería si ese pinzamiento (perdida de movilidad) afectase al nervio que rige al hígado? por poner un ejemplo.

He aquí una transcripción de lo que según su creador fue el primer acto osteopático de la historia:

“Caminando un día por la calle con un amigo, observe a una pobre mujer de triste semblante que marchaba delante nuestro acompañada por tres niños pobremente vestidos, uno de los cuales iba perdiendo algunas gotas de sangre al andar.

Pensando que podría tratarse de una disentería hemorrágica, me adelante, y tomando en brazos al niño, pedí a la madre que me permitiera ocuparme de él. Advertí que la columna vertebral del niño estaba muy dura, contraída y particularmente caliente en la parte baja, mientras que en su región abdominal estaba totalmente fría. En aquel mismo instante comprendí que la contractura estaba relacionada con un mal funcionamiento de los intestinos, y pensé que si lograba distender la parte baja de la espalda, mejoraría también el intestino de aquel niño.

Efectivamente, haciéndole marchar intente movilizar los diferentes segmentos y presione progresivamente los músculos lumbares. Al cabo de algunos minutos había permitido a la circulación volverse más normal y asegurado nuevamente la autodefensa del sistema nervioso. Libere así lo mejor que pude todas las pequeñas anomalías de estructura que encontré a lo largo de la columna vertebral del niño y lo confié nuevamente a su madre.

Al día siguiente, esta vino a verme para decirme que el niño estaba completamente curado.

Aquella fue la primera vez que pude poner en práctica mis anteriores observaciones sobre las relaciones entre la estructura vertebral y las perturbaciones funcionales de un órgano”.

Extracto del libro del profesor Still “Autobiografía”

Otro de los principios de la osteopatía viene a decir que la ley de la arteria es absoluta. Esto significa que todos los tejidos del organismo necesitan un correcto aporte de sangre para poder llevar a cabo su función y lógicamente esto se extrapola a la correcta inervación.

El arte del osteópata consiste en descubrir dónde está el bloqueo, para después conseguir deshacerlo, ya que una vez conseguido, no habrá que hacer nada más, el organismo tiene la capacidad para autosanarse, una vez que tiene a su disposición sus recursos, que habían quedado comprometidos por algún bloqueo.

Ningún terapeuta sanó nunca a nadie… el organismo y sus distintos sistemas son dueños absolutos de lo que sucede dentro de él, y lo que llega desde fuera es simplemente una ayuda, un devolver al organismo sus capacidades perdidas.

Cuando el organismo recupera esas capacidades puede redescubrirse a sí mismo en su vibrante vitalidad.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies