Estética Avanzada

CUIDADOS DEL CONTORNO DE OJOS; BOLSAS Y OJERAS

image

Con la edad y la fatiga, la piel y las fibras se relajan, los vasos sanguíneos y linfáticos que irrigan la zona funcionan muy ralentizados. Se produce, por lo tanto, una retención de agua: los párpados se hinchan, por eso las bolsas aparecen más marcadas al despertar por la inmovilidad y la posición horizontal, reflejando la mala circulación de la linfa en los canales linfáticos. Mejoran durante el día gracias a los millares de parpadeos.

En el caso del envejecimiento, la causa de este fenómeno es la ralentización del funcionamiento de la red circulatoria linfática.

Las bolsas hereditarias son permanentes y son causadas a menudo por un depósito anormal de grasa acumulado en la cavidad.

En el caso de las ojeras, es la micro-circulación sanguínea debajo del ojo la que se vuelve menos eficaz, provocando una presencia más visible de la ojeras que generan una tonalidad más oscura alrededor de los ojos. También puede ser la causa una pigmentación excesiva de esta zona.

Ojeras de tonalidad azul y violeta: Son debidas a una deficiente micro-circulación y permeabilidad de los vasos.

Ojeras de tonalidad oscura: Es por una hiperpigmentacion de la epidermis y/o el depósito de melanina en la dermis (etnias).

Ojeras de tonalidad roja: La piel se afina y permite ver los capilares que se sitúan la mayoría de las veces en la bolsa.

Texto de Sothys

 

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies